Aprende sobre los componentes de las Cerraduras

El mundo de la cerrajería puede parecer algo complicado, lo es, pero llega a ser un tema bastante interesante si hay un mínimo de interés. Además, la cerrajería siempre tiene cabida dentro de la cultura general de cualquier persona, ayudando inclusive a explicar con más sapiencia los problemas que tengas con cerrajeros puerto de Sagunto profesionales que contrates, y si el caso es que quieres aprender cerrajería como lo hicieron nuestros https://www.cerrajerocastellon.es para desempeñarte como un cerrajero, este artículo te podría ayudar a asimilar los conocimientos básicos necesarios para comenzar.

Clasificación de las Cerraduras

Hay dos tipos de cerradura que debes conocer principalmente:

Primero, tenemos las cerraduras embutidas, se les llama así ya que van situadas dentro de la puerta, esto significa que lo único que queda expuesto es el cilindro, la ranura donde entra la llave para trabar o abrir la puerta, son modelos bastante populares y suelen ser los más agradables a la vista. Estas cerraduras pueden venir con un sinfín de prestaciones que ayudarán a fortalecer la seguridad de la puerta.

El otro tipo de cerradura es la sobrepuesta, como su nombre lo indica, van en la parte exterior de la puerta, con el mecanismo de la cerradura quedando expuesto. Son cerraduras poco vistosas, aunque muy funcionales, aunque hay alguno que otro diseño que podría llamar la atención.

Hay otras cosas como cerrojos, que funcionan como complementos a las cerraduras, implementando un sistema en el que un pasador de seguridad traba la puerta. Algunos modelos traen cadenas y otros accesorios que les convierte en opciones bastante atractivas a la hora de reforzar tu seguridad.

 

Piezas que Componen una Cerradura

Las cerraduras pueden variar en estructura, tener piezas adicionales o diferentes, pero describiremos las que están presentes en la gran mayoría de ellas.

Frontal

Es la pieza que siempre está visible, sujetada por tornillos, los cuales también retienen el bombín donde debe ir.

Resbalón

Es una pieza que entra y sale de la cerradura cuando accionamos la manilla o giramos la llave dentro del cilindro, es el componente que mantiene la puerta cerrada.

Bulones

Al bulón se le llama también “paletón”, estas piezas se retraen y expanden para que el resbalón entre o salga de la cerradura.

 

Bombín

El bombín también es conocido bajo varios nombres, “bombillo” y “cilindro” son dos de ellos. Es uno de los componentes clave, ya que éste gira para accionar todo el mecanismo. Es importante destacar que es una de las pocas que son sustituibles a nivel individual dentro de una cerradura. Las clases más famosas de bombines son los europerfil, aunque existen modelos redondos y ovalados que también son comunes.

Manilla o Pomo

A pesar de ser piezas distintas, tanto los pomos como las manillas cumplen con la misma función: ser manipuladas para abrir las puertas, los pomos los giramos y las manillas las bajamos, aunque hay diseños más modernos cuyo accionamiento puede ser distinto.

Cerradero

Es la placa donde se ubica el resbalón, sujetada de manera directa a toda la cerradura, aquí también yacen los bulones.

Bocallave

Es una ranura donde se introduce la llave para abrir la puerta. Está presente únicamente cuando la cerradura no tiene cilindro alguno.

Las Llaves y sus Tipos

Las llaves determinan el tipo de mecanismo bajo el cual funcionan sus cerraduras. Veamos algunos tipos para discernir mejor la clasificación:

Llaves Clásicas

Ya estas llaves están saliendo de circulación, pues están siendo reemplazadas por llaves más pequeñas y modernas, para que tengáis una idea, piensa en las cerraduras antiguas que vemos en castillos. La mayoría están hechas de hierro forjado.

Llaves de Sierra

Las llaves tipo sierra o serreta son las más comunes en la actualidad, se ven en toda clase de puertas, tienen bordes dentados que son una especie de codificación que les permite abrir una cerradura en específico.

Llave de Alta Seguridad

Son llaves un poco más seguras, se ven seguido en puertas de alta seguridad y blindadas. A las llaves de alta seguridad las reconocerás por tener un borde recto y algún tipo de hendidura. Se ven bastante seguido en las puertas de los pisos.

Llave Tipo Pompa

Son llaves que poseen bordes dentados en ambos costados.

Llaves de Paletón

Parecidas a las llaves anteriores, este tipo de llaves son típicas de puertas acorazadas, las cuales funcionan con cerraduras de borjas o gorjas. Son espigas cilíndricas con un diente de un solo lado. Las cerraduras de estas llaves no muestran un cilindro como tal, sino la ranura donde introducir la llave.

Llaves Tipo Cruz

Como las llaves de paletón, también consisten en espigas en forma de cilindro, pero con forma mucho más alargada, algunos tipos tienen más dientes que otros, cabe destacar. Son cruciformes, como su nombre indica.

Existen más tipos de llave, como las magnéticas, pero eso es para cerraduras más avanzadas que no son cubiertas en este artículo. De todas formas, estas llaves están creciendo mucho en popularidad y pronto se convertirán en modelos tan comunes como los que hemos descrito aquí.